La ingeniería prevé 500.000 horas de trabajo en la instalación onubense de los 1.000 millones de euros.

La ingeniería de detalle de la mayor planta de biocombustibles de segunda generación proyectada en el sur de Europa, con 1.000 millones de inversión por parte de Cepsa, ha ido a parar a manos de Técnicas Reunidas. Se trata de una de los inciativas más destacadas en el ámbito de la transición energética en España, con Cepsa y Bio-Oils (del grupo asiático Apical) planteando una remodelación del complejo petroquímico de La Rábida, en la localidad andaluza de Palos de la Frontera (Huelva).

La futura planta utilizará como materia prima los desechos del sector agrícola y aceites de cocina reciclados en dos unidades de pretratamiento. Su capacidad de producción alcanzará el medio millón de toneladas al año de combustible sostenible para la aviación (SAF) y de diésel renovable.

Aerolíneas, navieras y operadoras de transporte terrestre están a la espera de iniciativas que incrementen la disponibilidad de biocombustibles para alcanzar los hitos para la descarbonización marcados por la Unión Europea. A mayor producción se esperan costes menores, por lo que las asociaciones del transporte demandan incentivos a la inversión en planta.

Puede leer la noticia completa en el siguiente enlace.

Información vía: El País. Cinco Días.