La compañía realiza con éxito una prueba pionera procesando plástico residual, en forma de aceite de pirólisis, en sus instalaciones del Parque Energético La Rábida (Huelva).

Cepsa, en su compromiso con la economía circular, ha culminado con éxito la primera operación en España de coprocesado de aceite de pirólisis de plástico reciclado. Este proyecto, llevado a cabo en el Parque Energético La Rábida (Huelva), ha permitido a la compañía producir materia prima que después ha convertido en fenol y acetona de carácter circular a partir de plásticos de un solo uso, como bolsas o cubiertos de plástico, vertidos al contenedor gris.

Para llevar a cabo esta primera prueba, se han reciclado 300 toneladas de plástico residual, logrando dar una segunda vida a plásticos que no pueden volver a ser reutilizados y que si no hubieran sido reciclados químicamente se habrían acumulado en un vertedero. Estos residuos plásticos residuales han podido ser aprovechados como materia prima alternativa al petróleo tras ser sometidos a una temperatura de 500ºC sin oxígeno en un reactor con enfriamiento posterior. Así, se ha logrado convertir estos plásticos de un solo uso en materia prima para la producción de aerogeneradores, placas solares o productos tecnológicos, entre otros muchos usos del fenol.

Esta innovadora operación en nuestro país, fruto de meses de investigación y pruebas a diferentes escalas, supone un paso más de Cepsa en su apuesta por la economía circular y la utilización de materias primas alternativas al petróleo para la producción de soluciones sostenibles para la movilidad y la industria química.

Información vía: Cepsa.

Puede leer más en el siguiente enlace.